Menstruación, ansiedad y retención de líquidos

¿Te pasa que te va a venir la regla, tienes antojos o te sientes hinchada?

Estos son solo algunos de los síntomas, lo más comunes y pueden formar parte de un conjunto de síntomas para el denominado Síndrome Pre-Menstrual (SPM). Se estima que afectan entre el 20%-50% de mujeres en edad fértil. Su causa aún no está del todo definida, aunque se relaciona con una predisposición genética, concentraciones bajas de calcio, magnesio, vitamina D y B6; desequilibrio hormonal relacionado con estrógenos, progesterona y/o aldosterona; y alteraciones en la síntesis de neurotransmisores, como serotonina. Suelen aparecer luego de la ovulación, en la fase lútea, cuando una vez que no se implantó el óvulo nuestros niveles de progesterona y estrógeno caen y nuestro organismo se prepara para la menstruación.


El descenso en los niveles de estas hormonas influye en la concentración de serotonina y dopamina, unos neurotransmisores que ayuda a regular el apetito, el ciclo del sueño y el estado de ánimo. Una concentración baja de estos neurotransmisores puede provocar irritabilidad, tristeza, antojos de comida y problemas para dormir. Durante la fase lútea, los niveles séricos de calcio y vitamina D son bajos, lo que repercute en la aparición de síntomas.



Referencia: Reproducción Asistida ORG


Para aminorar los síntomas y tratar de aliviarlos, se recomienda lo siguiente:

  • Incorporar alimentos fuente de calcio y vitamina D. Intenta exponerte al sol un breve momento durante el día y consume lácteos, ajonjolí y/o frutos secos.

  • Asegura fuentes de Omega 3: pescados oscuros como salmón, trucha, atún y linaza molida.

  • Consume fitoestrógenos: soya y sus derivados.

  • Flavonoides: frutas y verduras.

  • Incluye alimentos ricos en vit. B6: pescado, pavo, pollo.

  • Alimentos ricos en magnesio: palta, plátano, almendras, frijoles, soya y arroz integral.

  • El aceite de onagra suele indicarse, ya que gracias a su contenido de Omega 6, tiene efectos beneficios sobre los síntomas del SPM. Estudios recomiendan consumirlo regularmente durante 4-6 meses para notar mejoría.


Hacer cambios en el estilo de vida también es recomendable:

  • Realizar ejercicio cardiovascular la mayor parte de la semana.

  • Tener un sueño ordenado y reponedor.

  • Incorporar técnicas de relajación como meditación, estiramientos o masajes.


Por otro lado, es aconsejable evitar:

  • El alcohol y las bebidas estimulantes en general.

  • Los carbohidratos refinados: azúcar y cereales “blancos”.

  • Los productos ultra procesados, tendrán altas cantidades de grasas trans, sodio y azúcar refinada.

  • Y los alimentos ricos en sodio: sal, sillao y embutidos.


Si tus síntomas te impiden llevar una vida normal, te recomiendo ir donde un especialista y que revise el nivel de tus hormonas. No es normal que los síntomas te paralicen.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo