5 tips de nutrición para comenzar el año con el pie derecho


Ni bien empezó el 2022, empezamos a encontrar cientos de posts sobre las metas para este nuevo año. Nos podemos plantear metas en distintas facetas de nuestra vida, desde para la parte profesional, como personal.


Aquí, yo te dejo 5 tips para que puedas lograr una alimentación saludable.


1. Ten snacks y alimentos saludables a la mano

Si eres de los que maneja todo el día, tenlos en el carro. Si estás en la oficina, ponlos en un cajón y si estás en tu casa, que sean parte de tu refrigeradora o alacena. Si esperamos a tener hambre para en ese momento comprar algo, siempre buscaremos la opción más rápida y no necesariamente la más saludable. Porque con hambre, uno no es capaz de tomar decisiones inteligentes, entramos en desesperación. Por eso, es importante que te adelantes a ese momento, y estés preparad@, así, cuando tengas hambre no te angustiarás y tendrás al alcance una opción saludable.

Como opción fresca puede ser una pieza de fruta o verduras en bastones, y algunas opciones que puedes almacenar son: frutos secos, fruta deshidratada, semillas y snacks de calidad.


2. Ten siempre agua a la mano, una botella o una jarra.

Mantenerte hidratad@ es importante para ayudarte en tu rendimiento y para evitar confundir esta sensación con hambre. Es más fácil tomar líquido cuando lo tenemos a la mano. Si estás en el carro puede ser un termo o tomatodo, y si estás en tu casa u oficina puedes tener una cara con un vaso.


3. Cada semana, varía/cambia los alimentos que compras.

Para ampliar la gama de frutas y verduras en tu alimentación sal de tu zona de confort. Mira todo lo que el mercado/supermercado te ofrece cuando vas y elige opciones nuevas o de temporada.

Te doy algunas ideas:

- En cuanto a las hojas alterna entre lechuga, espinaca y col rizada.

- En una compra lleva brócoli y en la siguiente coliflor.

- Ten siempre fruta picada, varío cada compra entre papaya, melón, piña y sandía.

- Lleva frutas para poder llevar en la lonchera/cartera o para tener en el carro: manzana, pera, durazno y uvas. Estas son fáciles de llevar y no nos ensuciamos al comerlas.

- Aprovecha las frutas y verduras de temporada, porque luego es más difícil consumirlas durante el año. Por ejemplo: mango y granada en el verano.


Para poder comer variado, planifica tu semana al menos identificando qué día vas a comer cierto tipo de alimento. Por ejemplo:

- Lunes: lentejas con croquetas de atún

- Martes: estofado de pollo con arroz integral

- Miércoles guiso de carne con quinua graneada

- Jueves: pescado al horno con papa dorada

- Viernes: lomo de cerdo con puré de camote

- Sábado: pavita salteada con choclo

- Domingo: pasta con salmón

Así, como pueden ver, no he repetido ni un alimento en la semana. No necesitan una receta exacta, pero sí una orientación de qué alimentos van a estar involucrados para poder hacer la compra correspondiente.


4. Haz actividad física constante

No hagas el ejercicio “más eficiente” o “con el que quemas más calorías”, haz lo que realmente te gusta para que puedas ser constante y dedicarle un tiempo cada día.

Puedes quedar con amig@s, intentar ejercicios nuevos, bajarte alguna aplicación para hacerlos desde casa, entre otras miles de opciones.


5. Sé constante y disfruta.

No busques resultados inmediatos, aprende y disfruta del proceso. Encuentra el balance entre comer saludable cada vez que tienes la oportunidad de hacerlo o cada vez que está en tus manos tomar esa decisión; y disfruta sin culpa cuando estés rodead@ de compañía.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo